sábado, 26 de julio de 2014

Hay tormenta

Me dedico a matar cucarachas cada día. Testigos de la mala conciencia. Insistentes. Dicen que salen más cuando hay tormenta. Muchas. Rápidas. Repugnantes. Y son días de esos. No hay paraguas invencibles ni cuerpos impermeables. Solo puedo esperar que llegue el día en que no aparezcan, y el día en que mi cuerpo empapado retome aquel calor. (Foto: Francesca Woodman)